El mercado inmobiliario en Málaga - Cima

El mercado inmobiliario en Málaga

Si nos proponemos el reto de enumerar todas y cada una de las características que hacen de Málaga el lugar ideal para adquirir una vivienda y pasar los días en sus calles, probablemente tardaríamos más de lo que podemos imaginar.

No sólo la propia ciudad, sino toda la Costa del Sol destaca por sus innumerables atractivos que la erigen como punto destacado en el mapa de la geografía española.

Infraestructuras, clima y seguridad son las más destacadas dentro de una larga lista, a la hora de recopilar todos los motivos por los que elegir Málaga como lugar de residencia. Y decimos elegir porque el 80% de los compradores de viviendas de esta zona son extranjeros, que tras una visión global y amplia deciden, en la mayoría de las ocasiones, desplazarse muchos kilómetros sólo para disfrutar de ella.

Muestra de ello es que Málaga se encuentra situada en el top 5 de ciudades españoles con un mayor crecimiento de la actividad inmobiliaria, junto a las grandes urbes de nuestra geografía como Madrid o Barcelona.

Al cierre de la actividad del último año, la finalización de construcción de viviendas libres aumentó en un 21%, siendo la mejor cifra registrada en los pasados cinco años. ¿La buena noticia? La subida en la cifra de construcciones de nuevas viviendas se encuentra relacionada de manera directa con el crecimiento del mercado, y observando los números podemos estar seguros de que se avecinan unos próximos ejercicios positivos y al alza. Y es que el volumen de proyectos para edificación de nuevas viviendas alcanzó una subida de un 56,85%, teniendo que echar la vista atrás diez años para encontrar un crecimiento de esta magnitud dentro del mercado.

Para alcanzar una actividad ideal en la zona, la construcción de viviendas debería situarse entre las cifras de 20.000 y 25.000 de manera anual, la cual según la previsión se conseguirá dentro de los próximos años. Esto despierta en algunos el miedo de una nueva burbuja inmobiliaria, la cual se encuentra muy lejos de la actividad que se prevee, consistente únicamente en una deseada recuperación y actividad dinámica. Encontrándose el precio de la vivienda (18,74€ por metro cuadrado), un 24% por debajo de aquellas cifras, aún a años luz del boom inmobiliario.

Además de ello, el perfil comprador de aquel momento es muy diferente al que encontramos actualmente. Durante los momentos previos a la burbuja, los inversores buscaban una rentabilidad apreciable a corto plazo, distando mucho de las demandas de hoy en día, que se sitúan en el uso propio de la vivienda y en la rentabilidad a largo plazo de las mismas.

Las previsiones cercanas apuntan además a que Málaga tendrá aún más protagonismo dentro del top de ciudades con mayor peso inmobiliario, siendo las previsiones del ejercicio actual favorables a ciudades medianas, situando en el top a alguna como Málaga, Sevilla o Valencia.

Un indicador de este hecho tan importante lo encontramos en la cifra que sitúa a la ciudad como la segunda dentro del territorio español con mayor número de operaciones en relación a su nivel de población.

Dentro del mismo, es el de operaciones en viviendas de segunda mano, el que concentra el grueso de la compraventa actualmente, representando el crecimiento más representativo dentro del mercado inmobiliario. Este registró en el último cierre de ejercicio, su tercera subida consecutiva después de nueve años de constantes bajadas. El factor principal que motiva este hecho es el de la búsqueda de una alta rentabilidad en un mercado que registra un tipo de interés bajo.

El mercado cambia de manera diaria pero, conociendo estos datos tan alentadores, no nos arriesgamos al prever que Málaga seguirá no solo manteniendo su puesto dentro de la cabeza del ranking de ciudades españolas con más crecimiento, si no que seguirá subiendo posiciones dentro del mismo.

Compartir

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *