¿Alquiler o compra? La ardua tarea de buscar vivienda.

¿Estás buscando casa o piso? ¿Y no tienes muy claro si comprar o alquilar?

Teniendo en cuenta que la compra de una vivienda es seguramente la decisión económica más importante que toma una familia, responder con acierto a la pregunta resulta imprescindible.

Antes de la crisis, cuando las entidades bancarias regalaban las hipotecas la decisión era fácil; mejor comprar. Pero luego durante la crisis sólo pudieron hacerse con una vivienda en propiedad aquellos que tenían dinero ahorrado. Y ¿en la actualidad? ¿con crisis o sin ella? Entendámosla como algo más personal, ¿compramos o alquilamos?

Sin duda, España sigue siendo país de propietarios. Si pudiéramos elegir, sin depender de nuestra situación económica, todos (casi) preferimos comprar casa. Seguimos pensando en la mayoría de los casos, que un alquiler es un saco sin fondo y que estamos tirando el dinero.

Antes de ponerte a buscar piso, primero debes pensar si realmente puedes comprar una vivienda, si tienes el dinero necesario para ello. Te en cuenta que actualmente los bancos suelen dar un máximo del 80% del valor de venta o tasación por lo que tienes que tener ahorrado un 20% del precio de venta o aportar otras garantías. Además, el coste de compra de una vivienda de segunda mano suele rondar el 10% del precio de venta, una cifra que aumenta hasta el 15% en el caso de la obra nueva. Un dinero que debes tener ya ahorrado si te decides por la compra.

Otro concepto que debes tener en cuenta es el nivel y la estabilidad de tus ingresos mensuales ya que el banco no va a permitir que la cuota de la hipoteca supere el 35% de esa cifra.

Si necesitas asesoramiento lo mejor que puedes hacer es acudir a tu banco para que te informe sobre cuánto dinero te podrá prestar como máximo ya que si necesitas pedir hipoteca este será el precio máximo que podrás pagar por la vivienda que vas a comprar.

Después de analizar cuál es tu situación financiera, es hora de empezar a buscar. Ten en cuenta que lo que quieres seguramente no sea lo que puedes pagar, por lo que es mejor que te plantees qué características básicas quieres que tenga tu futura vivienda.

Por ejemplo, cuántas habitaciones necesitas, si quieres algo totalmente acabado para entrar a vivir o prefiere algo de coste inferior y realizar una pequeña reforma a tu gusto. Cuántos metros cuadrados necesitas realmente, orientación, lugar de ubicación, servicios cercanos que te ofrece, distancia con tu trabajo o colegio si tienes niños…entre otros.

¿DÓNDE BUSCAR TU VIVIENDA?

Parece que lo lógico es buscar en portales inmobiliarios por la facilidad de acceso y porque no requiere mucha pérdida de tiempo. Quizás sea el mejor punto de partida, pero piensa que las verdaderas ofertas no llegan a publicarse en una web y tampoco te pueden asesorar como hace un gestor inmobiliario.

Por eso te invitamos a que consultes con una agencia inmobiliaria. Las grandes Inmobiliarias como nosotros, cuentan con una amplia base de datos de clientes que venden y compran y en el momento que sale una vivienda con se adapta al perfil de tu búsqueda te contactamos lo antes posible.

Del mismo modo elegir un piso de alquiler tampoco es tarea sencilla.

También es muy probable que empecemos a buscar por portales web para echar un vistazo a las posibilidades del mercado. Pero esto en lugar de ser un atajo, es sólo el principio de una ardua tarea.

En realidad, existen infinidad de detalles a tener en cuenta a la hora de alquilar un piso, pero sin lugar a duda la más importante es la elección del inmueble, tanto por su ubicación y antigüedad, ya que estos son características de las que resultará también el precio a pagar mensualmente.

En primer lugar, de la misma forma que hemos comentado a la hora de adquirir una vivienda en propiedad, debemos saber cuál es el estado de nuestra economía y cuánto estamos dispuestos a pagar mensualmente. Como primera medida es necesario establecer el dinero con el que se cuenta para alquilar el piso, como regla básica tomar como referencia que el alquiler no supere el 35% de lo que se gana mensualmente. Si se supera este porcentaje, lo correcto es intentar encontrar otro piso más barato o barajar la posibilidad de compartir la vivienda con otra persona.

También es importante no acceder a pagar más de tres meses de fianza ya que superar esta cifra deja de hacer interesante la operación, algo que también sucede cuando el dueño del inmueble pretende que el inquilino se haga cargo de impuestos y tasas que le corresponden a él.

Elegir una vivienda u otra dependerá mucho también de la ubicación de la misma, lo recomendable es optar por aquella que se encuentre cerca de tiendas y comercios, gimnasios y hasta del trabajo, esto no sólo nos facilita la vida, sino que permite ahorrar dinero a largo plazo.

Un piso exterior y luminoso siempre suele ser más interesante que uno interno, pero también seguramente el precio del alquiler será más elevado en el primer caso, sumándose a ello la antigüedad del inmueble, cuantos más años, mayores pueden ser los problemas de infraestructura que puedan surgir con el tiempo.

Nuestra última recomendación es no “enamorarse” del primer piso que se visita. Tienes que valorar distintas opciones y para ello debes ver distintos pisos. Esto te permitirá hacer un balance y optar por aquel que más se adapte a los gustos personales y también al presupuesto destinado a cubrir un item tan importante como es la vivienda.

Compartir

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *